Visitanos con frecuencia, el blog del Belén de mi nieto se actualiza constantemente.

Repasa toda la historia de este maravilloso Belén en este blog. ¡Feliz Navidad!

MIRA EL ARCHIVO DEL LATERAL, ENCONTRARÁS MÁS RÁPIDO LO QUE BUSCAS

miércoles, 4 de noviembre de 2015

¡El Belén de mi nieto a la venta!

Queridos amigos, El Belén de mi nieto está a la venta, todas las construcciones que podéis ver en este blog han sido realizados artesanalmente por Sagrario Abad. Si estáis interesados en recibir más información poneros en contacto conmigo pulsando en este enlace.

jueves, 19 de diciembre de 2013

J. Ramón Muelas

Solo la sensibilidad de alguien como J. Ramón Muelas puede escribir palabras tan bellas sobre El Belén de mi nieto como estás que os pongo aquí, parte de la crónica de su visita a la Peña Afición Vallisoletana del pasado viernes...

"... Yerra quien piense que abobarse frente a un buen nacimiento es cosa sólo de chicos; basta pisar el umbral de la sala de exposiciones de la Afición para que el nacimiento de Sagrario Abad te enganche al primer vistazo. No tiene esas figuras napolitanas lujosas y decadentes, tampoco edificaciones atemporales, ni artificios sorprendentes, ni iluminaciones como la de aquel nacimiento de Guadalajara donde el visitante podía elegir entre noche, día, amanecer, atardecer y... eclipse!. La autora ha trabajado como lo vienen haciendo los artistas desde la prehistoria. Su procedimiento (hoy sospechosamente ignorado) consiste en ver cuidadosamente la realidad; de ser posible, entenderla; dejar que la idea madure y clarifique como los vinos, sin prisa, mientras se ejercita la técnica incansablemente y con la más rigurosa disciplina; entonces -y sólo entonces- hallará el momento para actuar. Cerrará los ojos y ejecutará. Así se plasma el espíritu de los entes, así obraba sujeto tan poco sospechoso como Tapies, así obra Sagrario Abad.


El nacimiento es Villanubla, donde se crió la autora. No la Villanubla real, sino la Villanubla espirituada, la que sale de sus manos tras cerrar los ojos. La arquitectura efímera es recia, vertical, de paramentos entrevigados, portalones frescos, corrales repletos de vida y tan amigable que si levantas algunas cubiertas, puedes ver cada detalle de las habitaciones cobijadas por ella, o si te plantas ante el mercado de la plaza mayor, cual si estuvieras en Piedrahita, puedes reconocer las diez razas de gallinas que por allí dicen existir.



La Villanubla vaccea, parda y ocre en invierno, mayea en el nacimiento con las macetas-escoltas de cada balcón, jardincillos que salen en cualquier hueco posible, huertas propias de la escuela de agrónomos, prados de ribera óptimos para que el ángel anuncie a los pastores y monte bajo de jara y retama donde un par de orondas cabras celebran la Nochebuena como buenas cristianas.

Parte de las figuras humanas y animales son de plastilina; labradas y vestidas atemporalmente, su austeridad cuadra con la arquitectura, pero los detalles de sus alegres movimientos preñan de vida hasta los tejados. Y en un soportal arruinado, al pie de chimenea rinconera, festoneadas las paredes con humedades de goteras, bajo la atenta mirada de un astigordo cinqueño rojo encendido algo lavado al que escoltan tres reyes (¡cuánto importa la relevancia!), imperceptiblemente nace Dios. Hora de turrón y vino, un carro cargado de barricas bordelesas avanza hacia la plaza mayor..."

Podéis encontrar la crónica completa en este enlace del Patronato del Toro de la Vega, del cual, J. Ramón es Vicepresidente.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Inauguración 2013

Con gran asistencia de socios y amigos, ayer se inauguró un año más El Belén de mi Nieto, presentado por el Dr. Manuel Grajal y Sagrario el nacimiento quedo abierto para todo el público.


Un año más Sagrario ha montado el Belén de su nieto, con nuevos elementos y personajes, que podéis ver todos en la Sala de Exposiciones de la Peña Taurina Afición Vallisoletana y que también podéis recorrer por este blog...

Os esperamos a todos. Feliz Navidad.

martes, 4 de enero de 2011

Entrega del Libro de Visitas a Sagrario

Como ya os había anunciado, en la tarde de hoy, José Antonio regaló a su abuela Sagrario el Libro de Visitas del Belén, en un emocionante acto dirigido por el Dr. Manuel Grajal, Presidente de la Asociación Taurina Afición Vallisoletana. Abuela y nieto se fundieron en un largo abrazo que a más de uno le encogió el corazón.


Sin palabras
Después de la lectura de alguno de los bonitos mensajes dejados a Sagrario en el Libro de Visitas el Dr. Grajal hizo entrega de un Diploma Honorífico a Sagrario en agradecimiento por la exposición del Belén en la sede de la Asociación, que en estos días ha recibido cientos y cientos de visitas gracias a él.


Entrega del Diploma a Sagrario por el Dr. Manuel Grajal

Todos los asistentes tomaron un reconfortante chocolate con churros y por último los niños se acercaron hasta SSMM los Reyes Magos de Oriente, que les obsequiaron con chuches y regalos.


Algunos de los niños con SSMM los Reyes Magos de Oriente

Y como no, además de Sagrario hoy también estaba para celebrar la fiesta de los Reyes Magos la otra abuela de José Antonio, Pilar.


Carlota, amiga de José Antonio desde siempre, Sagrario, José Antonio y Pilar, delante del Belén

Una preciosa fiesta para los verdaderos protagonistas de la Navidad: los niños, los nietos.

Ya vienen los Reyes...

...por el arenal... Ya le traen al Niño, un rico pañal... Hoy llegan los Reyes Magos a el Belén de mi nieto, durante la Fiesta Infantil que la Peña organiza anualmente para los niños en estas fechas.

Como ya hemos comentado varias veces, el Belén de mi nieto sólo representa una escena del Misterio de la Navidad, la llegada de los Reyes Magos a adorar al Niño Dios, con sus camellos y pajes entran majestuosamente por el Arco de los Reyes que encabeza la Plaza Mayor del pequeño pueblo de la meseta castellana. Esta es sin duda la escena que cualquier niño busca en el Belén.

La terna Real llega a adorar al Niño desde el Oriente

Al fondo del Arco de los Reyes, el Niño espera...

Durante la Fiesta de los Reyes Magos en la Asociación Taurina Afición Vallisoletana, José Antonio entregará a su abuela Sagrario el precioso Libro de Visitas lleno de bonitos mensajes de visitantes y amigos, como recuerdo de la exposición de su Belén.

lunes, 3 de enero de 2011

¿Por qué el Belen de mi nieto es tan especial?




Este Belén, como tantos, es un Belén familiar, hecho por mi madre, Sagrario Abad Verdejo, para mi hijo José Antonio y cualquiera que lo visite durante estos días se dará cuenta del cariño que hay puesto en cada rincón del Belén, cariño sincero, propio de una abuela hacia su nieto. Eso lo hace el Belén más especial del mundo, no hay otro igual.

El Belén, que originalmente fue un juego Navideño para José Antonio, desde hace muy poco se ha convertido en un auténtico entretenimiento en el tiempo libre de mi madre y durante muchas noches, aunque si le preguntas a ella te dirá que lo ha hecho a ratos. Sagrario nunca antes había hecho manualidades de este tipo, no ha hecho cursos de Belenes, hasta ahora no conocía a otros Belenistas, su primer Belén lo hizo hace 7 años con un portal y figurillas del todo a cien y todo siempre en nuestro entorno familiar, nunca había montado un Belén fuera de nuestro hogar. Un librillo sobre la construcción de Belenes que José Antonio pidió para su abuela a los Reyes Magos el año pasado es toda su biblioteca de referencia. Es un Belén autodidacta, eso lo hace tan especial.

Es un Belén artesano, casas y complementos hechos a mano con materiales sencillos pero con toda la imaginación, no hay otra planificación en su construcción que la que tenga Sagrario en su cabeza, y eso es porque es el Belén de un hogar y los Belenes de un hogar se hacen con el corazón, no con un plano, eso lo hace tan especial.

Sus figuras son de origen variado, algunas están modeladas a mano por Sagrario, a la medida de las escenas del Belén, como la abuela Ramona que hemos visto en otras entradas, nunca antes Sagrario había modelado una figurilla; otras son regalos de amigos, sólo por eso están presentes, y otras son simplemente compradas en el todo a cien, porque en mi casa, mi hijo siempre ha jugado con las figuritas del Belén, y como cualquier niño, no se resiste a que Baltasar persiga a las ovejas o que los ángeles vuelen rasantes por el río. No, no son figuras de Lladró o de un escultor belenista prestigioso. Esas valiosas figuras son para los Belenes Monumentales, obras de arte que nuestro Belén no es, y eso le hace tan especial.

Es un Belén para disfrutar, se puede ver y jugar con él desde todos los ángulos, puedes asomar la cabeza en las calles de atrás, los patios... las figurillas siempre han podido hacer emboscadas en ellas o jugar al escondite detrás de una esquina, porque las casas no son de atrezzo como en las películas. No, este Belén no es un Belén lineal, no se ve de frente, no necesita profundidad porque es profundo, no tiene niveles porque la meseta es llana, es simplemente distinto, eso lo hace tan especial.

Es un Belén vivo, las figuras solo se mueven cuando mi hijo alineaba las ovejas en columna de a dos o decidía la hora de cierre del mercado y todos a casa a dormir. No hay ningún mecanismo repetitivo que haga que el carpintero sierre infinitamente un leño o que el alfarero nunca acabe esa vasija que no para de girar como una peonza vertiginosa, no es un Belén donde todos mueren al bajar el interruptor. Este Belén se apagaba cuando mi hijo dejaba de jugar con él. La vida de el Belén de mi nieto está en un niño y en los detalles que lo inundan y sobre todo en las plantas, pero no en los vistosos árboles, sino en ese pequeño liquen que se acumula en el norte de los tejados, en las plantitas en los bordes de los caminos y en los brotes y flores que surgen allá donde mires. Como dice el Ángel Efiriel a Elisabeth en el cuento El misterio de Navidad,  "las flores forman parte de las maravillas celestiales extraviadas y caídas a la Tierra, pues en el cielo hay tantas maravillas que se propagan con facilidad". Este no es un Belen yermo, eso lo hace tan especial.

Este Belén no cumple con las reglas belenísticas sobre el planteamiento de las escenas, aquí no hay confusión: no hay Anunciación, no aparecen María y José duplicados en distintas escenas, no está el posadero y de Herodes no queremos ni oir hablar... Este Belén es el Belén de un niño, por eso la escena central es la permanente, la Sagrada Familia y los Reyes Magos llegando a adorar al Niño Jesús, con sus camellos y sus pajes, esa es la Navidad de un niño. El Niño Dios no está desnudo entre pajas, está en su cunita, arropado y calentito, como cualquier abuela quiere ver a su nieto, eso lo hace tan especial.



Es un Belén sencillo expuesto en un sitio sencillo y
sobretodo querido, donde nos han acogido de tal forma que sigue pareciendo que el Belén continúe en nuestro hogar... Manuel, Yolanda, Enrique, Carlos, Castellanos, Vicente, Mariano, Sera, Teresa y tantos otros... eso lo hace tan especial.

Y todo esto y más se ve reflejado en los mensajes que cientos de amigos, desconocidos y anónimos han dejado a Sagrario en el precioso Libro de Visitas, que mañana José Antonio regalará a su aya en la Fiesta de los Reyes Magos de la Peña Taurina. Eso también lo hace tan especial.

Disfrutad del Belén y de todos los demás de la ciudad, también son especiales.

domingo, 2 de enero de 2011

Poesia taurina sobre el Belén de mi nieto

Me llena de satisfacción un email de un amigo, Santos G. Catalán, periodista taurino de raza en nuestra Castilla y León y más allá (burladero.com), en el que me adjunta, además de buenos deseos propios de las fechas, un enlace que me ha maravillado.

José Ramón Muelas, del Patronato del Toro de la Vega en nuestra vecina Tordesillas, ha escrito estas bellas líneas sobre el Belén de mi nieto dentro de un artículo titulado "Adiós al 2.010 en La Afición Vallisoletana", que, acompañado de unas preciosas fotos de José Carpita, reza así:


"Nos habían elogiado el Nacimiento elaborado por Sagrario Abad Verdejo que se exponía en sala adjunta como obra artesanal donde figuras, fábricas, paisajes, vegetación, urbanística y los mil conceptos reunidos en todo Nacimiento, tomaban especial significación. No exageraban. El misterio sucedía en la plaza mayor de un pequeño y dieciochesco pueblo castellano, de aquel centro brotan calles reticuladas donde la autora resuelve el menor y mas delicioso detalle.


     - ¡Tiene cojones si es que ha puesto hasta la teja a tapadera para eliminar una gotera!.


Alambreras en los pequeños gallineros, sabanas secando sobre balaustradas o ancladas con piedras en la ribera, rebaño merino, huerta preñada y... ¡un cercado con tres utreros zainos!. Como no hay manera de encontrar toros bravos para poner en los nacimientos, Sagrario ha manipulado tres vacas lecheras, sube cuerna y cruz, alarga espina dorsal, aleona el pecho, mano de negro y consigue lo que no debe faltar en todo buen nacimiento torero: toros. ¿Cuándo ofrecerán los fabricantes una bolsita de toros bravos?. Ya nos cansa tanta oveja.


En conclusión que pasas media hora de sorpresa en sorpresa degustando la amable y cuidada obra.


Lector, si estas interesado en este arte de los nacimientos, visita http://www.elbelendeminieto.blogspot.com/ y aunque no lo estés, ve a esta dirección: http://listas.nortecastilla.es/el-mejor-belen-de-valladolid-38.html y vota al Nacimiento de Sagrario para que gane el premio del Norte de Castilla. Ya, ya sé que mentarte el Norte... pero estamos en Navidad y no dejaría de tener su cosa que ganara el concurso una de nuestras toreras."

José Ramón, estas palabras y ese sentimiento solo pueden venir de un paladín de la Fiesta, se nota. Solo puedo decirte en nombre de Sagrario y de toda nuestra familia, GRACIAS.

Podéis encontrar el artículo original en la web del Patronato del Toro de la Vega.

sábado, 1 de enero de 2011

El Belén y el Campo

El Belén de mi nieto es un Belén rural, Sagrario lo ha ambientado en una pequeña villa castellana de antaño, donde lógicamente el medio de vida es el campo: el ganado y la tierra. Varias entradas de este espacio las hemos dedicado ya a los animales, ésta la dedicaremos a alguna de las escenas de campo que podemos encontrar en este Nacimiento.

Quizá la más simpática es la pequeña huerta con la que nos topamos al entrar en la Sala de Exposiciones de la Asociación Taurina Afición Vallisoletana. Zanahorias, tomates, calabazas, melones, calabacines... todos hechos artesanalmente uno uno por Sagrario, forman una graciosa escena en la que el campesino observa pausadamente el fruto de su penoso trabajo. Aun siendo la figurilla de "bajo coste", el encaje en la escena es perfecto.




En esta otra toma se puede ver el entorno de la huerta casi al completo, incluyendo el corral de los toros y las traseras de las casas.




Creo que además merece la pena fijarse en el detalle del carro al lado del almacenillo de paja para la cama del ganado, unas simples modificaciones en un carro sin especial gracia pueden hacer una escena de lo más realista, es una cuestión de imaginación...




Al otro lado del pueblo se encuentra otra escena de labradores, es la Era del Abuelo, en ella un almiar es el protagonista solitario al pié de la casa labriega.


Vista de la Era del Abuelo con su almiar y la casa labriega.


Esta casa con granero es nueva en el Belén, dado que el espacio disponible en la Sala de Exposiciones es mayor del que disponemos en nuestra casa, Sagrario decidió ampliar un poco el Belén este año en vistas a este montaje.


Detalle de la fachada anterior de la casa

Una de las características originales de el Belén de mi nieto que le diferencian de la gran mayoría de los Belenes es que el punto de vista del espectador es perimetral, lo que obliga a que las construcciones no sean de atrezzo, como en las películas, y que puedan ser vistas por todas sus caras y no de frente, por esta razón la gran mayoría de las casas presentan en su trasera un corral, a semejanza de las construcciones reales, donde se guardaban normalmente los animales. En esta foto se pueden ver los corrales, cerca de la Cueva de los Pastores.


Corrales del labrador

Muchos pequeños detalles más que aluden al campo se pueden encontrar por el Belén: herramientas, bestias, aperos, figurillas... dedícale tiempo y las irás encontrando, pero date prisa, que llegan los Reyes Magos y con ellos, lamentablemente, el final del Belén, por este año.

viernes, 31 de diciembre de 2010

¡MUCHAS GRACIAS A TODOS Y FELIZ AÑO NUEVO 2011!

Queridos amigos, desde este espacio dedicado a el Belén de mi nieto, que como sabéis está expuesto en la Asociación Taurina Afición Vallisoletana, toda mi familia os da las gracias por las muestras de cariño hacia mi madre, Sagrario y todos los elogios que hacéis sobre el Belén. También queremos reiterar una vez más las gracias a la propia Asociación Taurina, y en especial al Dr. Manuel Grajal, por su incansable hospitalidad.

Hoy, 31 de diciembre, el diario vallisoletano El Norte de Castilla se ha desayunado con esta noticia:

EL BELÉN TAURINO TRIUNFA EN LA RED

Si bien la votación aún no ha acabado, para nosotros ya son suficientes todos los votos y sobre todo, esos mencionados mensajes de cariño hacia el Belén y hacia Sagrario que hemos recibido en este blog, por email, en el Libro de Visitas del Belén y como no, personalmente, y que ya podemos contar por cientos. Muchas gracias a todos.

Si queréis ver la noticia completa la tenéis en el siguiente enlace:

http://www.nortecastilla.es/v/20101231/valladolid/belen-taurino-triunfa-20101231.html

Si queréis votar, la votación sigue abierta en el siguiente enlace:

http://listas.nortecastilla.es/el-mejor-belen-de-valladolid-38.html


APROVECHAMOS PARA DESEAROS A TODOS

FELIZ AÑO 2011

Y también os animamos a que veáis el resto de Belenes expuestos en la ciudad, entre los que hay auténticas maravillas.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Un zoo en el Belén II: cuatro patas

En esta segunda entrega del zoo de el Belén de mi nieto, después de ver todas las aves en la anterior entrada, menos las avestruces, que fueron mi broma del día de los Santos Inocentes, vamos a intentar seguir con el juego y buscar a todos los animales de cuatro patas, que no son pocos...

La ardilla. Ésta juguetona está encaramada en la copa de un árbol, a punto de comerse una sabrosa nuez ¿has encontrado la ardilla? 

La ardilla glotona

La jauría. Como en todos los pueblos aquí también hay un montón de perros, pero ninguno abandonado, todos al abrigo de sus dueños les cuidan las casas o ayudan en el trabajo ¿has encontrado a los perros?

Coyi se esconde debajo del balcón, cae agua pero no llueve...

Trico y Tula se conocen desde cachorros

Los gatos. Además de perros en nuestra familia siempre hemos tenido gatos. La más querida ha sido  Juanita, mi hermano Noé la encontró debajo de un coche, mojada, en unas Navidades de hace ya 16 años. Y ha estado todos estos años a nuestro lado, ahora está al lado de la abuela Ramona

Juanita a la espera de que se le caiga un ovillo a la abuela
Esto otro gato es más pillo, se lame las patas encima de un gallinero y parece que tiene la tripa llena ¿has encontrado los gatos?

Don Gato es callejero.

Conejos. Detrás de la verja se pueden ver hociquillos de color rosa en una conejera ¿has encontrado los conejos?




¡Toros!. Este es un homenaje a los anfitriones de el Belén de mi nieto, la Asociación Artístico Taurina "Afición Vallisoletana". Unos cuantos novillos descansan en su corral en el Prado de la Afición. Son fáciles de encontrar ¿no? No los cuentes, ya te lo digo yo, son tres.


No es fácil encontrar toros en un Belén
Ovejas y cabras. Ya hemos visto un montón en la entrada sobre los pastores, pero aún hay más. Éstas, por ejemplo, saben como salir de la cuadra para buscar sus pastos... y luego dicen que que las ovejas son tontas.

Los pequeños corderitos siguen a sus madres

Los cabreros ordeñan en el corral, cerca del río

Cuenta las ovejas pero ¡no te duermas! 

Cochinos. Por supuesto que hay cerditos en el Belén de mi nieto, son difíciles de ver porque están en las pocilgas, pero quizá si te ayudan puedas encontrarlos.

Podrás encontrarlos en los corrales del rio


Seguro que algún animalillo se nos ha olvidado, si habéis visto alguno más dejadme un mensaje.  Os recuerdo que faltan unos muy importantes, pero requieren su entrada aparte con tres personajes más importantes aún ¿sabéis cuáles son?



miércoles, 29 de diciembre de 2010

Bueyes y mulas, carros y carretas

Una mula cargó con María en cinta desde Nazareth a Belén, y junto con un buey, ambos acompañaron a José y María en el pesebre durante el alumbramiento del Niño Jesús, sólo por ello bueyes y mulas merecen su propia entrada en este espacio.

En la interpretación de el Belén de mi nieto ya no acompañan al Niño, pero han sido tan importantes en la Navidad y en la vida rural, que por ello ocupan su lugar propio allá donde mires dentro del Belén, junto con carros y carretas, compañeros de fatiga inseparables. Este binomio ha sido durante siglos la fuerza bruta que ha movido al mundo y así sigue siendo en muchas latitudes, donde no los han podido sustituir aún por caballos de vapor... aquí tenéis unos ejemplos de el Belén de mi nieto, ¡y no están todos!


El borriquillo mira la escena Familiar, 
pero ya desde fuera del portal.

Este pollino se encarga de acarrear leña.

El asno del gitano va de pueblo en pueblo con la chatarra.

©2010 Percy. Este caballo tira del carro del labrador.
Los "gigantes" son mi prima Yuyi y su hijo Pablo.

Este burro y este carro son del labrador, 
con él lleva el heno hasta la Era del Abuelo.

Platero descansa en el patio, 
mirando a su compañero de fatigas, el carro.


©2010 Percy. El aguador se ayuda de un buey y una mula. 

martes, 28 de diciembre de 2010

Un zoo en el Belén I: aves

Recordad que este Belén tiene como origen el Belén que hizo hace años la abuela Sagrario para que su nieto José Antonio jugase durante las Navidades y además aprendiera a la vez la importancia de nuestras más arraigadas tradiciones, por eso, el Belén de mi nieto, está plagado de animalillos que son parte de ese juego, obviamente dentro del entorno rural en el que ha sido ambientado.

De todos estos animalillos ya hemos reparado varias veces en las ovejas y corderos que forman las distintas escenas pastoriles del Belén y la propia escena del portal, donde los dos corderitos acompañan al Niño en su cuna. En la Calle de las Abuelas nos hemos fijado en la gata Juanita, que acompaña a la abuela Ramona mientras hace punto delante de su casa y en también el perro del pastor que va hacia el portal.

Pero aún hay muchos más animalillos que hacen las delicias de todos los niños que nos visitan todos estos días... os propongo un juego a todos los niños que visitéis el Belén, intentad encontrar a todos estos animalitos, pero ¡cuidado!, no tiréis nada, que es muy delicado, pedid ayuda a vuestros padres...

En esta primera entrega vamos a reparar en los pájaros, ya sabéis, dos alas, dos patas y pico.

Aves de corral. Sin duda son los animales que más abundan en el pueblo, gallos, gallinas, patos y pavos, aunque algunos andan sueltos...

Delante de la puerta de su amo este gallo observa amenazante al buey, que espera a que le acaben de cargar el carro de cántaros de agua.

El gallo Claudio y el buey

A este gallo encaramado en el muro del gallinero le llaman el Despertador, y vigila que no aparezca ningún gato, que abundan por el pueblo...


Despertador, vigilante sobre el muro del gallinero


Por el resto del Belén hay muchos más gallos y gallinas, en corrales, gallineros y picando por las calles... 

Otro gallo, éste dentro de un corral

Pavos y patos, bien cebados... la Nochebuena está cerca

Las gallinas rebuscan en el prado...

... y por los pajares también suele haber suculentos manjares...

¿cuantos gallos, gallinas, patos y pavos has contado? No se te olvide mirar dentro de los corrales y gallineros.


El canario. Dentro de su jaula, cerca del Niño, el amarillo canario alegra sus mañanas ¿has encontrado al canario? 

¿Será Piolín?

Palomas. No hay un pueblo castellano que no tenga palomas. En el Belén de mi nieto no tenemos palomar, pero ya se las arreglan para buscar un sitio donde anidar por los tejados ¿cuántas palomas has contado? 


En el Molino del Arcángel hay unas cuantas palomas...

... y este parece un buen sitio para anidar.

Vista de los tejados de el Belén de mi nieto... busca las palomas.

Ocas. Cerca del río también hay algunas ocas, ¿las has encontrado?




Avestruces. También una gran manada de avestruces corretean por los corrales, ¿cuantas son?



¡INOCENTE!

¡FELIZ DÍA DE LOS SANTOS INOCENTES!



lunes, 27 de diciembre de 2010

Los pastores en el Belén, las edades del hombre

Como privilegiados que son en el acontecimiento de la Navidad, los pastores abundan en el Belén de mi nieto, que por otro lado es un nexo de unión entre la tierra de judea que vio nacer al Niño Dios y nuestra tierra castellana.

En la escena en la que Sagrario ha centrado el Belén, ya en la llegada de los Reyes Magos desde Oriente, los pastores ya han vuelto a sus obligaciones con los rebaños y han dejado en compañía del Niño unos corderos. Son tres las escenas de pastoreo que se pueden encontrar en el Belén de mi nieto.

Corderitos acompañando al Niño en el portal
La más bonita de las tres escenas pastoriles, y puramente castellana, es sin duda la que vimos en la Calle de las Abuelas, en la que el pastor, con su boina calada y acompañado de su fiel perro, es seguido por su rebaño a través del pueblo llegando a la Plaza Mayor.

No sólo es precioso el significado del pastor caminando firmemente entre las calles del pueblo seguido por sus ovejas, además de su significado cristiano, representa la plenitud de la vida, la belleza plástica de la imagen en el Belén es digna de volver a ser reproducida bajo estas líneas. Castilla en estado puro.

El pastor, seguido de sus ovejas, se dirige hacia el portal
Como ya he comentado en otras entradas, el pastor es obra de Sagrario y las ovejas artesanales, elaboradas en barro cocido pero con textura y tacto lanoso, son un regalo de nuestros queridos vecinos, Chema y Teresa.

La segunda escena es la del pastor en el Molino del Arcángel. Este pastor, ya anciano y rodeado de ruinas, observa cansinamente como su rebaño pasta los brotes cercanos al río. La escena representa la madurez del hombre, al final de su vida, al lado del viejo muro.


El anciano pastor con su rebaño bajo el Molino del Arcángel
La tercera y última escena pastoril representa la juventud de la vida, el pastorcillo sentado bajo un árbol es parte de una escena bucólica que deja entrever el pensamiento despreocupado de un niño con sus corderitos descansando junto a él.

Tercer pastor, con la mirada fija en el infinito
Lucas 8-12
8. Y había pastores en la misma tierra, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su ganado.
9. Y he aquí el ángel del Señor vino sobre ellos, y la claridad de Dios los cercó de resplandor; y tuvieron gran temor. 
10. Mas el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 
11. Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. 
12. Y esto os será por señal: hallaréis al niño envuelto en pañales, echado en un pesebre.